La cascada da Ribeira Sacra: FERVENZA DE AUGACAÍDA

In LUGARES PARA VISITAR by XurxoLeave a Comment

El auge que ha experimentado en los últimos años la Ribeira Sacra hace que cada día sea más numerosa la gente que visita la zona en busca de todos los encantos naturales que este lugar ofrece. Uno de esos sitios de visita obligada y que cada día está más concurrida es a Fervenza de Augacaída.El auge que ha experimentado en los últimos años la Ribeira Sacra hace que cada día sea más numerosa la gente que visita la zona en busca de todos los encantos naturales que este lugar ofrece. Uno de esos sitios de visita obligada y que cada día está más concurrida es a Fervenza de Augacaída.

 

Hasta hace unos años, el camino hacia la fervenza presentaba una serie de dificultades en su tramo final. Incluso con riesgo de accidentes, debido a las fuertes pendientes y a lo resbaladizo del terreno en época de lluvias. Un sistema de cordajes era la ayuda que había para realizar estos últimos metros.Hasta hace unos años, el camino hacia la fervenza presentaba una serie de dificultades en su tramo final. Incluso con riesgo de accidentes, debido a las fuertes pendientes y a lo resbaladizo del terreno en época de lluvias. Un sistema de cordajes era la ayuda que había para realizar estos últimos metros.Para solventar este problema, se han realizado unas obras de acondicionamiento, que comprendieron unas pasarelas de madera con pasamanos y una serie de escalones en algunos tramos particularmente empinados del sendero

recorrido sigue ofreciendo cierto riesgo en épocas de lluvia, pero las condiciones de acceso se han vuelto considerablemente más fáciles, lo que ayudará a incrementar la popularidad de estos parajes.Para solventar este problema, se han realizado unas obras de acondicionamiento, que comprendieron unas pasarelas de madera con pasamanos y una serie de escalones en algunos tramos particularmente empinados del sendero. El recorrido sigue ofreciendo cierto riesgo en épocas de lluvia, pero las condiciones de acceso se han vuelto considerablemente más fáciles, lo que ayudará a incrementar la popularidad de estos parajes.La popularidad de la que goza hoy la fervenza de Augacaída contrasta con el hecho de que durante el último cuarto del siglo pasado,

La popularidad de la que goza hoy la fervenza de Augacaída contrasta con el hecho de que durante el último cuarto del siglo pasado, una época en la que el turismo estaba mucho menos desarrollado que ahora en la Ribeira Sacra, el lugar permaneció olvidado casi por completo.En cierto momento, el camino que conduce a este paraje quedó totalmente cerrado por la maleza. Esta circunstancia, unida a lo abrupto del terreno, hizo que nadie se acercase a la espectacular cascada durante mucho tiempo.

En cierto momento, el camino que conduce a este paraje quedó totalmente cerrado por la maleza. Esta circunstancia, unida a lo abrupto del terreno, hizo que nadie se acercase a la espectacular cascada durante mucho tiempo. Anteriormente, la zona era visitada con cierta frecuencia por vecinos que iban a aprovechar la madera de los robles que crecen en ella, considerada como especialmente dura y fibrosa, para fabricar cubas de vino y aperos agrícolas. La piscina natural que se forma al pie de la cascada también era frecuentada en verano por algunos bañistas.La piscina natural que se forma al pie de la cascada también era frecuentada en verano por algunos bañistas.

 El camino cerrado fue reabierto en junio del año 2000 por un equipo de personas que asistían a un curso formativo de operarios medioambientales. Desde entonces el lugar formó parte de la oferta turística de Pantón y la señalización del camino de acceso, así como los cordajes que ayudaban a bajar por el tramo más complicado, se renovó de manera regular.El camino cerrado fue reabierto en junio del año 2000 por un equipo de personas que asistían a un curso formativo de operarios medioambientales. Desde entonces el lugar formó parte de la oferta turística de Pantón y la señalización del camino de acceso, así como los cordajes que ayudaban a bajar por el tramo más complicado, se renovó de manera regular

La ruta de senderismo que permite acceder al lugar lleva también al Castro de Marce, un paraje de gran espectacularidad situado sobre la margen izquierda del Miño, comienza en la carretera que une las localidades de Marce y Guítara.La ruta de senderismo que permite acceder al lugar lleva también al Castro de Marce,

En el primer kilómetro, el camino es ancho y está parcialmente empedrado en varios tramos. Discurre a través de un bosque formado principalmente por robles, entre restos de terrazas de antiguos viñedos abandonados.En el primer kilómetro, el camino es ancho y está parcialmente empedrado en varios tramos. Discurre a través de un bosque formado principalmente por robles, entre restos de terrazas de antiguos viñedos abandonados.

En el kilómetro 1,2 y a la altura de una vieja bodega en desuso, el camino se bifurca. Si queremos ir en primer lugar al Castro de Marce, a unos 800 metros de este punto, debemos seguir de frente. Para ir a la fervenza de Augacaída  tendremos que tomar el camino de la izquierda, el más estrecho de los dos.Después de atravesar el bosque, el sendero asciende hasta la parte más alta del Castro, asentado sobre un impresionante promontorio

Si decidimos ir al Castro, seguiremos el camino sin desviarnos, después el camino cruza un pequeño arroyo y se estrecha para convertirse en un sendero hasta las proximidades del Castro. Entraremos en un bosque de alcornoques que se extiende ladera abajo hasta llegar al cauce del Miño en el lugar de O Pedregal. Después de atravesar el bosque, el sendero asciende hasta la parte más alta del Castro, asentado sobre un impresionante promontorio rocoso, conocido como Regata do Inferno, que se eleva sobre unos 200 metros de altura sobre el cauce del río Miño.Si decidimos ir al Castro, seguiremos el camino sin desviarnos, después el camino cruza un pequeño arroyo y se estrecha para convertirse en un sendero hasta las proximidades del Castro. Entraremos en un bosque de alcornoques que se extiende ladera abajo hasta llegar al cauce del Miño en el lugar de O Pedregal

Una vez visitado el Castro, regresamos a la bifuración y tomamos el otro camino, que nos va llevar a la fervenza de Augacaída. Este tramo es el que más dificultad ofrece de toda la ruta por sus fuertes desniveles. Los últimos doscientos metros conforman el trecho más problemático, debido a la pendiente del terreno y a la presencia de grandes cantidades de piedras sueltas. Antes de que se construyese la actual pasarela, la única ayuda que había eran unas cuerdas colocadas por visitantes para facilitar el descenso.El camino finaliza a la altura de la cascada, en un saliente rocoso sobre el que fue construido un mirador de madera. Desde este punto, los visitantes pueden hoy contemplar a sus anchas el espectacular salto de agua, de unos 40 metros de altura, que forma el arroyo de Aguianza

Fuente del texto : Voz de Galicia.
Las fotos fueron tomadas en pleno mes de agosto, y aunque la fervenza no baje en su mayor esplendor el lugar es precioso. Queréis descubrir uno de los lugares mágicos da Ribeira Sacra, preparad calzado y bañador, la fervenza de Augacaída os está esperando.as fotos fueron tomadas en pleno mes de agosto, y aunque la fervenza no baje en su mayor esplendor el lugar es precioso. Queréis descubrir uno de los lugares mágicos da Ribeira Sacra, preparad calzado y bañador, la fervenza de Augacaída os está esperando
UBICACIÓN: viniendo de Ourense dirección Monforte por la N-120, saldremos en la salida de Guítara, después seguiremos las señales, esta perfectamente indicada, no hay pérdida.

 

Comments

comments

Conoces el sitio? Qué te parece? Escríbeme tu impresión.