Un jardín sobre el Atlántico: ISLA DE MADEIRA

Un lugar al que viajé por primera vez, hace ya unos años y, que nos cautivó fue, Madeira. Reconozco que hasta poco tiempo no era yo muy de la idea de viajar al país vecino. Errar es de humanos, rectificar es de sabios. Cuanto más visito Portugal, más me enamora. Mucho tenemos que aprender aquí de ellos, a la hora de gestión y del trato al turista.Avión Transavia a MadeiraNuestra partida fue desde el aeropuerto de Porto, el viaje fue con la compañía Transavia, compañía low-cost del grupo KLM-AIR FRANCE. Aún recuerdo como me estuvieran varias semanas “rompiendo ” la cabeza antes del viaje; que si la pista de aterrizaje, del aeropuerto de Madeira, es muy pequeña, que es un aeropuerto peligroso, que si los aviones alli, tal y tal y tal…………Pista aterrizaje Madeira

El aeropuerto internacional Cristiano Ronaldo, así es como se llama ahora, fue ampliado y adaptado al gran número de pasajeros que recibe la isla, a primeros del presente siglo. La obra de ingeniería de la ampliación de la pista es alucinante. Puede que haya problemas para aterrizar si hay turbulencias, y navegando en Internet, leo que los pilotos que vuelan a la isla, se les exige una licencia especial. Nosotros no tuvimos ningún tipo de problema ni de susto, un vuelo perfecto.Pista aterrizaje Madeira

Estuvimos alojados, en Santa Cruz, Hotel Vila Gale. Un precioso y tranquilo hotel enfrente al paseo marítimo del pueblo. Tan cerca estábamos del aeropuerto, que casi podíamos tocar los aviones con la mano, cuando encaraban la pista para aterrizar.Hotel Madeira

Si lo que buscas es un destino de toalla y playa, ya te digo que Madeira NO es tu elección. Aquí las playas en su inmensa mayoría son de piedras. Nos encontraremos “playa normal”  como tal, en la zona de Calheta. Muy concurrida, son dos playas una enfrente a otra, cerradas por un muro de contención. Su arena fue traída desde Marruecos y de la Península. La otra playa de arena rubia, que también es artificial está en Machico. Demasiado masificadas y nada que ver con las nuestras.

Playa de Calheta

Si lo que queremos es disfrutar de playas tendremos que coger un avión o ferry y visitar la isla de Porto Santo. Se encuentra a poco más de 15 minutos en avión. Nosotros no fuimos, ya tenemos las mejores playas aquí en Galicia. Queríamos aprovechar y disfrutar de todos los encantos que la isla madeirense ofrece, que son muchos.

Acantilados Madeira

La isla ofrece muchas posibilidades para su disfrute, una vez que os hayais hecho con un mapita de la isla, seguro que en el hotel os facilitarán uno, es organizarse e ir viendo las cosas. OS recomiendo hacer y visitar en Madeira

LAS LEVADAS

Uno de los grandes atractivos de Madeira son las levadas. Las levadas son canales de agua que, en su origen, estaban destinadas para abastecer de agua para el regadío de las plantaciones y llevar agua a las aldeas.levadaHay más de 2500 km de levadas por toda la isla y, pueden recorrerse por senderos paralelos y a veces incluso por la propia levada. Anduvimos una cada día. Madeira es el paraíso para el senderismo. Y donde en su interior, la naturaleza no ha sufrido la modificación de la mano humana. Hay una app, Levadas de Madeira, que descargamos al móvil y nos sirvió como referencia a la hora de hacerlas. Os nombro alguna de las que anduvimos

Levada do Rei : esta es sin dudas una de las levadas imperdibles, un magnífico recorrido por la Laurisilva de Madeira, donde se puede admirar la vegetación única de este patrimonio natural de la UNESCO.14102495_1086403461436272_6289767231151876084_nLevada das 25 fontes:  una de las más populares de la isla de Madeira. Su nombre se debe al número de fuentes o pequeñas caídas de agua que se pueden contar cuando llegamos al local.Levada das 25 fontes

Levada do Caldeirado Verde: Un verdadero cuento de hadas en un paraíso verde que comienza en la casa de las Queimadas. Hasta llegar a la majestuosa cascada, el camino es extraordinariamente verde. Se intercalan vistas magníficas sobre la villa de São Jorge y las inmensas montañas.Levada Caldeirado Verde

Hay numerosas rutas, algunas atraviesan túneles, es aconsejable, llevar linterna y ropa de abrigo. En Madeira en un mismo día y dependiendo de la zona, podemos pasar de tener un calor asfixiante a que una sudadera sea nuestro mejor aliado.Casitas Madeira

FUNCHAL

Funchal es la capital, y donde se concentran la mayor parte de establecimientos de ocio. Una ciudad con vida, agradable.Mirador Funchal Merece la pena callejear por la zona vieja, pasear por la zona del puerto, os gustará. A continuación os nombró una serie de lugares de visita obligada en la capital.

– Mercado de Funchal

Es obligatorio perderse por su mercado. Aunque no tengamos intención de comprar nada, el Mercaddo dos Lavradores es un lugar muy concurrido, con mucho colorido. En la parte de abajo se encuentran los puestos de las flores y del pescado, donde el rey es el pez espada, pero no penséis que es como el nuestro, este es bastante más feo.

Pez espada MadeiraEn la parte de arriba se encuentra los puestos de las frutas, aquí los tenderos siempre os ofrecerán muestras para que probéis sus frutas, ya veréis todas riquísimas, pero a unos precios super inflados.Mercado Funchal

Los horarios del “Mercado dos Lavradores”, en el casco antiguo de Funchal son: de lunes a viernes de 07:00 a 20:00; sábados de 07:00 a 14:00 (cerrado domingos y festivos)

– Subir en el teleférico

Muy cerca del Mercado y al lado del puerto, se encuentra el teleférico, un paseo por las alturas, con unas vistas fantásticas. Un viaje de 15 minutos (sólo ida) desde Funchal hasta Monte, que seguro que gustará.Vistas desde teleférico FunchalPodremos hacer el viaje de ida y vuelta en él, o bien al llegar arriba, y esta es la opción aconsejada, bajar en un cesteiro. Eso sí, antes de hacer el descenso es visita obligada, el Jardín Monte Palace Tropical Garden, que se encuentra al lado de la parada del teleféricoTeleférico Funchal

– Monte Palace Tropical Garden

Esta obra maestra abierta al público desde 1991 incluye una de las colecciones de azulejos más importantes de Portugal, expuestos entre la vegetación tropical y pertenecientes a varias épocas. . También destacamos los 40 paneles de azulejos que narran la historia de Portugal, comenzando por el reinado de Alfonso I y acabando con un panel dedicado a la 3ª República.Jardín Botánico
Están situados en la preciosa cumbre de la colina de Monte y rodeados de impresionantes vistas a la bahía de Funchal. Monte Palace, un lugar lleno de historia y que data del siglo XVIII era un hotel de lujo, ahora transformado en un encantador jardín y un museo perteneciente a la Fundación Bernardo. Aquí se puede encontrar una gran variedad de flores exóticas y plantas provenientes de diferentes continentes así como diferentes especies de fauna salvaje como patos, cisnes blancos y negros, pavos, gallinas y carpas Koi.

– Bajada en Cesteiros

Si hemos decidido no bajar en el teleférico y ya hemos visto el Jardin De Monte Palace, la mejor manera y seguro que más divertida de emprender la vuelta hasta Funchal es bajar en una cesta de mimbre.cesteiros

Este medio de transporte era el que antiguamente usaba la gente adinerada de la isla, para bajar hasta Funchal. Hoy en día es toda una atracción, con unos precios que no son precisamente baratos, pero ya que estamos, merece muy mucho la pena.  Dos cesteiros, uno a cada lado, vestido con el traje tradicional empujan el carro y con cuerdas manejan la dirección. La bajada será de 2 km, aproximadamente y en una parte coincidiras con los coches que suben de Funchal. Os harán una foto a mitad de camino que os la querrán vender, al acabar el trayecto, por 10 euros.

La bajada en cestos, os dejará a mitad de camino hasta Funchal, nosotros decidimos la bajada a pie, un agradable paseo.cesteiros

Seguro que alquilaréis un coche para recorrer la isla. Os encontrareis lugares fantásticos, de una vegetación frondosa y tropical. Pero Madeira es sinónimo de cuestas, muchas cuestas, no pilleis un coche que sea corto de motor, sobre todo si vais en parejas. Todo lo que sea  un motor por debajo de 15oo, podreis correr el riesgo de que se os quede corto.

PISCINAS NATURALES DE PORTO MONIZ

Ubicadas en la parte noroeste de la isla.  El mar fue formando estas piscinas de agua cristalina entre las rocas volcánicas y unidas entre sí por paseos de cemento, que conforman un entorno de gran belleza. Además, poseen unas excelentes condiciones para el baño dentro de un área de 2800 m2, con piscinas para niños.Piscinas Porto Moniz

Y una zona de 3217 m2 para tomar el sol. Es un espacio vigilado, con bandera azul, vestuarios y taquillas para guardar los objetos personales, un aparcamiento y un parque infantil. Un lugar ideal para relajarse y disfrutar de un buen baño. Y, para los días malos, está también la piscina cubierta del centro de la ciudad.
Entrada: 1,25€; 0,80€ Tercera Edad. Merece mucho la pena.Piscinas Porto Moniz

CASCADA DE VÉU DA NOIVA

Cerca de Porto Moriz está el Mirador del Véu da Noiva (Velo de la Novia), entre Seixal y São Vicente, nos permite visualizar la cascada del velo de la novia y la costa norte de la isla de Madeira.Cascada de Veu da Noiva
Situado en la antigua carretera que une Seixal y São Vicente, el Mirador del Véu da Noiva nos muestra uno de los paisajes más emblemáticos de Madeira. Desde este punto vemos la cascada de Véu da Noiva que, debido a su altura y la carga de agua que corre costa abajo, hace recordar al velo de una novia.
En este mirador también podrá disfrutar de una agradable vista sobre el Atlántico y los márgenes de la costa norte de Madeira. También verás una cascada que cae sobre la carretera antes del mirador.

CASA DE PASTO JUSTINIANO

No todo va a ser visitar, también hay que tener tiempo para disfrutar de la gastronomía de la isla.Casa de Pasto Justiniano Estando por la zona norte es visita obligada el que podáis probar en Chão da Ribeira, en Seixal, un plato típico de la isla, la espetada. Descubrí este local Casa de Pasto Justiniano, por casualidad, informándome sobre la isla, viera un reportaje de Españoles para el Mundo, donde sale este restaurante. Comer la espetada aquí, espectacular. Y el pan típico de Madeira, el Bolo do Caco.Bolo do Caco Se me hace la boca agua sólo de pensar en ella. Local muy concurrido, reservar mesa.

CAMARA DE LOBOS

Câmara de Lobos es un pueblo pesquero con sus típicas barcas de colores, situado en la zona centro oeste de Madeira.

Hace muchos años este era el hogar de la foca monje, que en portugués se conoce por ‘Lobo Marinho’ y de ahí es de donde procede el nombre de Câmara de Lobos. Actualmente es el principal centro de pesca en Madeira para la famosa “espada”, un verdadero manjar, tradicional en Madeira.Cámara de Lobos

El pueblo está rodeado de viñedos y es conocido por su excelente vino Madeira así como por ser la cuna de la “poncha”, una mezcla de zumo de limón, aguardiente y miel.Su bahía es uno de los lugares favoritos de los pintores desde que Sir Winston Churchill lo pintó en 1950 durante sus vacaciones.Cámara de Lobos

Câmara de Lobos, además de su hermosa bahía, tiene varios puntos de interés, como el Pico da Torre, el Curral das Freiras, la Boca dos Namorados, la Boca da Corrida y el Cabo Girão.

CABO GIRAO

Entre los acantilados de Cabo Girao se encuentran algunos de los más altos de Europa, con una caída prácticamente vertical de más de 500 metros hasta su base. Es un gran balcón suspendido del acantilado con piso de vidrio que permite ver hacia abajo como las olas rompen contra la isla.  El “skywalk” es de vidrio transparente, lo que provoca una fantástica sensación y vistas magnificas.Cabo Girao

skywalk Cabo GiraoAl pie del acantilado y, aunque parezca increíble, hay una pequeña zona de cultivos llamada “Fajãs do Cabo Girão”. En el pasado sólo se podía acceder por mar, pero en agosto del 2003 se instaló un teleférico para facilitar el acceso a los agricultores y visitantes.Cabo Girao

Pico do Arieiro

El Pico de Arieiro, con sus 1818 metros, es el tercer pico más alto de Madeira. Para llegar, desde Funchal, toma la carretera que conduce a Santana con bosques de acacias y pinos hasta una ascensión impresionante entre montañas con curvas que llegan a los 360º. Finaliza en el Mirador do Pico do Aireiro, donde hay un amplio aparcamiento y también una cafeteria. Allí haremos andando los pocos metros (sólo 20 metros) que faltan hasta la cima de la montaña. En la cima nos encontraremos una Estación de Radar del ejército del Aire portugués.Pico Arieiro

En su pico, empieza una ruta que va hasta el Pico Ruivo, el más alto de la isla, llevará unas tres horas y hace falta linternas ya que pasaremos por túneles y ropa de abrigo. Si el día lo permite tendremos una visión panorámica de la costa sur de la isla, incluso podremos ver la isla de Porto Santo.Pico Arieiro

Avistamiento de Delfines y Ballenas

Seguro que una de las excursiones más llamativas y más espectaculares es ir en lancha por la costa para poder ver a los delfines y ballenas.Rota dos Cetáceos Si el mar no está en calma además de visualizar a los cetáceos es muy posible que también te acompañe el mareo. Los delfines están asegurados y con un poco de suerte puedes ver ballenas. Hay varias empresas donde poder contratar, h20madeirense,  Rota dos Cetaceos,rota dos cetaceosPara que te hagas una idea, dependiendo de la empresa, pero la excursión andará sobre unos 40 euros

Un precioso balcón sobre el Atlántico, un lugar que seguro que os gustará. Perderse por las calles de Funchal, degustar su gastronomía, las lapas, probar los vinos típicos de la isla. Que decís, hace un viaje a la isla de Cristiano Ronaldo.

PARQUE NACIONAL DA PENEDA-GERES

Seguro que más de uno ha pasado sus vacaciones en Portugal y, es por ello, que me he decidido a llevar a cabo una idea que llevaba rondándome varios meses en la cabeza. No somos pocos los gallegos que, de vez en cuando, cruzamos la frontera y disfrutamos con los numerosos placeres que nuestro “país hermano” nos ofrece.12729305_952878834788736_7305513181444288334_nUno de los sitios de visita obligada, sin lugar a dudas, es el Parque Nacional da Peneda-Gerês. El único parque Nacional del país.12717489_952878804788739_2930741543430086868_nEl Gerês está situado en el noreste del país, el Parque se extiende al norte por Galicia, siendo conocida la parte gallega como el Xurés. El Parque está reconocido como Reserva de la Biosfera por la Unesco. Un lugar único, con naturaleza desbordante, de hermosas rutas de senderismo y encantadores pueblos.11230221_952878251455461_4445471909161936193_nReconozco que he tardado en conocer el Parque, mi primera visita ha sido este año. Tenía muy buenas referencias, pero no lo había vivido en primera persona. Así que, en las vacaciones de Semana Santa, el error quedó subsanado.13209137Como “base de operaciones” elegimos el Hotel Moderna do Gerês, en el bonito pueblo de Vila do Gerês. Un hotel sencillo, con un trato por parte de los dueños, sencillamente exquisito, os lo recomiendo si visitáis la zona.12718280_952878674788752_8949544740937450954_nNosotros entramos en el Gerês viniendo por Lobios. así que una vez traspasada la frontera y habiendo estacionado en el aparcamiento acondicionado, empecé disfrutando del Parque, con una pequeña caminata bajando la carretera, y darme un chapuzón en Portela do Homem, sencillamente impresionante.12715339_952881061455180_6709196461883119471_n

DÍA 1:

Después de una charla con el dueño del Hotel para marcar la ruta a seguir, partimos hacia el Mirador de Pedra Bela. Saliendo del pueblo del Gerés, hacia el norte. En cuanto empieza la cuesta arriba y, la carretera a ser adoquinada, cogeremos el ramal de la derecha, está bien señalizado, no hay problema, para encontrar los sitios. Seguramente, sea el mirador más bonito y más visitado de todo el Parque. Desde él, se divisa toda la Laguna de Caniçada. Vistas para no perderse.12744015_952878011455485_5750359591763577087_n12742755_952878044788815_3677351400356842700_nDespués de la sesión de fotos correspondiente, proseguimos nuestro camino, carretera arriba, la siguiente parada era A Fervenza do Arado. Una de las cascadas más conocidas del Parque.12743824_952878064788813_1092412425208289026_nEste curso de agua de montaña, afluente del río Cávado, vence un fuerte desnivel en los alrededores de la aldea da Ermida, generando una sucesión de cascadas. El acceso a la cascada es bastante irregular, demasiado masificada. En el mirador que hay enfrente a la cascada, hay un camino que sube monte arriba, ideal que lo hagáis, si lo que queréis es disfrutar de alguna poza desierta de las muchas que abundan río arriba.12741867_952878114788808_2646398118558855233_n12717580_952878151455471_376490005290346537_nDespués del reposo en el río y disfrutar del paisaje, volvimos por nuestros pasos, veréis que a la entrada del camino a la cascada, justo cuando empieza el camino de tierra, hay una rotonda. Bajaremos por la carretera que está a nuestra izquierda, al llegar al final de esa carretera cogeremos a la izquierda, y después de unos cuantos kilómetros llegaremos a una zona de pozas. Estas pozas no suelen salir en ningún mapa, en esta zona ya hubo algún accidente mortal. Os puedo asegurar que estar sentado en una de estas pozas naturales es un verdadero placer, un lujo en todos los sentidos.12734036_952881188121834_417290238303072765_n12742677_952878461455440_3843681213649742600_nNos llegaba la hora de comer, en el hotel nos recomendaron, ya que íbamos a estar por la zona, un restaurante muy coqueto, 12742537_952881081455178_6428421626505831309_nRestaurante O Cantinho do Antigamente, en Covide, un lugar que forma parte de un proyecto para el desarrollo rural. Si queréis comer de carta, tenéis que reservar, sino para los despistados, como nosotros, sólo hay dos platos, migas de bacalao y entrecot de ternera.580373_952881131455173_7713803701663312043_nSe come de lujo, los dos platos están buenísimos. 12744404_952881151455171_3117008266187797989_n12688286_952881168121836_3982963107482563590_nEn la zona del Gerês destaca su vaca de raza Barrosâ, muy rica , incluso me atrevería a decir y, creo que no me equivoco en la afirmación,  que mejora a nuestra ternera gallega.12728855_952878214788798_3633452455657093201_nUna pequeña ruta de senderismo con parada en una de las pozas que nos encontramos por el camino, puso el fin a este primer día por el Parque.12705171_952881031455183_3231220129686843751_n

DÍA 2:

En la excursión del día anterior nos había quedado pendiente la visita a la Cascada de “Tahiti”, queda cerca de la de Arado. Un pequeño paseo nos lleva hasta una de las cascadas más bonitas de todo el Parque. El río Arado, vuelve a deleitarnos con un lugar único. La fervenza, termina en unas pozas de aguas cristalinas ideales, para el descanso después de la caminata.12742460_952887371454549_4128006615871018831_n12734266_952880981455188_6019654324189027215_nCon este refrescante comienzo, proseguimos el camino, nuestra siguiente parada es S. Bento da Porta Aberta, el segundo templo cristiano más visitado de Portugal, después de Fátima. 12744115_952878278122125_5167316813673619538_n12728892_952878311455455_8624248912500177398_nUna visita al templo nuevo y, a seguir la ruta, nuestro próximo destino, está algo más al norte, Vilarinho das Furnas.12718290_952878564788763_286923314822809129_nDespués de cruzar el embalse aparcamos el coche, y comenzamos el recorrido a pie por la pista de tierra que va pegada al río. El embalse de Vilarinho das Furnas fue el último de los embalses que se construyó (en 1972) en el marco del plan de aprovechamiento hidroeléctrico de los ríos Cávado y Rabagão. Su objetivo es crear una reserva de agua en una cota superior a la del embalse de Caniçada. Un paseo tranquilo, donde disfrutaremos de una bonita cascada que se puede tocar con las manos,12734020_952881218121831_1924255720041466172_nhasta llegar a lo que habíamos ido a ver, las ruinas de la aldea de Vilarinho das Furnas. Se pueden ver en época de verano, cuando baja el nivel del agua, en esta ocasión la suerte no nos acompañó. Nos quedará pendiente para una futura ocasión. Os adjunto unas fotos que muy amablemente me ha facilitado el dueño del Hotel, fruto de alguna de sus buenas amistades.12742075_952898394786780_6404018862165293224_n12744350_952878938122059_4264593706666210325_nTeníamos muchas ganas de ir a conocer el famoso Restaurante O Abocanhado, en la aldea de Brufe, así que después de un buen paseo y con los estómagos con ganas de trabajar, recorrimos la carretera sinuosa que lleva hasta el restaurante.12728827_952881251455161_2695848793291333678_nPara esta ocasión, el hotel nos reservó mesa y, menos mal, ya que el restaurante estaba completamente lleno. Increíble, tenéis que ver la ubicación, en eso que coloquialmente siempre decimos  en el “culo del mundo”.943936_952881281455158_867264801617236284_nMi opinión del sitio, un auténtico fiasco. Un lugar muy bonito, con unas inmejorables vistas al valle, pero a la hora de la verdad, la comida no estuvo a la altura de las expectativas creadas. La carne sin más, nada que ver con O Cantinho, un trato por parte del personal que dejaba bastante que desear y a la hora de pagar, ZAS, no les funciona la tpv. Si es que lo de evitar pagar comisiones, no sólo somos nosotros. Uno que es bueno y al día siguiente de llegar a casa, una transferencia al restaurante, dejó la deuda saldada.12733463_952881304788489_575272419723667312_nCon esta desilusión vuelta para el pueblo y acabamos el día conociendo, el Parque das Termas de Gerês. Con cerca de dos hectáreas, el parque termal es atravesado por el río Gerês. Las calles están ladeadas por hileras de árboles centenarios, cuyo follaje cubre el suelo de mil colores. Dos puentes permiten pasar de una orilla a la otra del río. 12715649_952881344788485_3978681347245340217_nUna piscina moderna, una cueva artificial junto a un lago con botes a remos y un circuito de ejercicios, son otros de los atractivos de este parque. Pero lo verdaderamente especial de este parque es la atmósfera casi mágica de las largas alamedas sombreadas y el murmullo de las aguas heladas que bajan desde lo alto de la sierra. El acceso al parque es de pago, (1euro) menos para los huéspedes del Hotel das Águas do Gerês.12743786_952881001455186_7021022808641687591_nDONDE COMER: no podéis dejar de conocer O Cantinho do Antigamente, muy bueno, os gustará.

Lurdes Capela, las veces que intentamos ir, no fuimos capaces, siempre lleno, cenamos en el de al lado, que son de los mismos dueños y, nos dijeron que tenían basicamente la misma carta, Casa Capela. Normal, sin más.

Restaurante O Abocanhado, local bonito, con unas vistas preciosas, pero a la hora de comer, un fiasco, yo no lo recomiendo.

Y por supuesto, os recomiendo el restaurante del hotel donde hemos estado alojados, Moderna do Gerês, muy bueno. Si no estáis hospedados tendréis que reservar mesa, no os arrepentiréis.

El Parque del Gerês, durante los meses de junio a septiembre, cobra una tasa de 1,50 por día por vehículo que lo atraviese.

Qué os parece, hace una visita a uno de los paraísos que hay en la Península Ibérica.