BULLÓ XANTAR

Si hay una ciudad en Galicia famosa por la generosidad de sus tapas, sin lugar a dudas, esa es Lugo. Hace poco tiempo que me dejé perder por su zona vieja. Una noche preciosa, un ir y venir constante de gente, así que, después de unos vinos por la zona, me fui a conocer Bulló Xantar. Llevaba muy buenas referencias del local, así que, en esta visita a la ciudad amurallada no podía pasar sin comprobarlo.

Dentro de la zona amurallada, en plena zona de vinos, encontraremos Bulló Xantar. Fuimos sin reserva, y sorpresa…..al llegar había sitio en las mesas de la terraza exterior. El local no es muy grande, es una casona de piedra restaurada, cuenta con dos plantas. La de abajo, más enfocada para tomar un vino y degustar alguna tapa y en la planta de arriba se encuentra el comedor.

Pero una noche preciosa no es cuestión de desaprovecharla, así que, decidimos quedarnos en el exterior y empezar a comprobar todas esas buenas opiniones que me habían dado del Bulló Xantar.

Hemos llegado a un punto, en esta sociedad en la que vivimos, donde resaltamos y aplaudimos las cosas que deberían ser normales. Lo primero que nos llamó la atención a los cuatro comensales que éramos, fue la actitud de la camarera. Qué maja, muy simpática, que bien sienta cuando te atienden con una sonrisa, con lo fácil que es y que poco se practica.

Mientras echábamos una visual a la carta y, seguíamos comentando el buen hacer de la camarera, salieron unos platos para la mesa que estaba al lado nuestra….., qué pinta!!! sabéis eso de que comes más por los ojos que por la boca……..Si lo que buscáis es comer un chuletón, Bulló Xantar, no es vuestro sitio. Si queréis encontrar una cocina basada en un producto de mercado, donde el modernismo se fusiona perfectamente con lo tradicional, y con una muy buena relación calidad-precio, Bulló Xantar es vuestro sitio.Por norma general, como ya os he contado en alguna ocasión, antes de escribir sobre cualquier sitio, llámese tapería, restaurante, casa de comidas y demás lugares del papar, suelo visitar el local mas de una ocasión. A no ser que haya sido un desastre y que ya se vea que no hay por donde cogerlo, siempre doy una segunda oportunidad a los sitios. Pero a veces, y últimamente me estoy llevando sorpresas positivas, en la primera visita sabes que estás ante un lugar especial y quien está o están detrás de los fogones saben como conseguir que no dejemos de recomendar el local.

Las buenas referencias que mis espías culinarios me habían dado sobre el Bulló Xantar, se cumplieron sobradamente, no habían exagerado en nada, cuando me decían lo bien que se comía en el lugar, que me iba a gustar, y vaya que si me gustó.Las buenas referencias que mis espías culinarios me habían dado sobre el Bulló Xantar, se cumplieron sobradamente, no habían exagerado en nada, cuando me decían lo bien que se comía en el lugar, que me iba a gustar, y vaya que si me gustó.

Pedimos varios platos,  cuando se está sumergido en conversaciones interesantes, ocurre que a veces se me va a olla, y cuando te acuerdas de realizar la foto, el plato ya está en el estómago, la edad empieza a hacer efecto y no perdona. Os adjunto alguna foto del local, sacada de su facebook. Había gente en el interior y, como comprenderéis, no era plan de ponerme con el móvil a sacar fotos. Y, cuando vayáis, no hagáis como hice yo, vosotros llamad y reservad mesa, no vayáis a la aventura.Si lo que buscáis es comer un chuletón, Bulló Xantar, no es vuestro sitio. Si queréis encontrar una cocina basada en un producto de mercado, donde el modernismo se fusiona perfectamente con lo tradicional, y con una muy buena relación calidad-precio, Bulló Xantar es vuestro sitio.

Si lo que buscáis es comer un chuletón, Bulló Xantar, no es vuestro sitio. Si queréis encontrar una cocina basada en un producto de mercado, donde el modernismo se fusiona perfectamente con lo tradicional, y con una muy buena relación calidad-precio, Bulló Xantar es vuestro sitio.

Qué bueno estaba todo, como dicen ellos en su muro de facebook, son “unha casa de xantar ben feitiña, céntrica e que ofrece un produto fresco sen enmascarar o seu sabor. Dende a praza ó teu paladar”.Si lo que buscáis es comer un chuletón, Bulló Xantar, no es vuestro sitio. Si queréis encontrar una cocina basada en un producto de mercado, donde el modernismo se fusiona perfectamente con lo tradicional, y con una muy buena relación calidad-precio, Bulló Xantar es vuestro sitio.

Bulló Xantar es de esos sitios que cuando marchas ya quieres volver. Continuamos la noche por los diferentes locales de la zona vieja, pero con sentidiño, había que recogerse pronto. No quería marchar, de tierras lucenses, sin enseñar a mis acompañantes al día siguiente o Pedregal de Irimia, el nacimiento del río Miño.

El concello de Lugo ofrece muchos atractivos al visitante. Si en el año 2000 declararon a la muralla de Lugo, Patrimonio de la Humanidad, a Bulló Xantar, habia que declararlo como un local patrimonio del buen comer. Espero no tardar mucho tiempo en volver a disfrutar de su rica cocina.

Cuenta con menú del día, muy buena relación calidad-precio, cierra los domingos noche y lunes todo el día por descanso. Si visitáis Lugo, Bulló Xantar es una gran opción para reponer fuerzas mientras conocemos la ciudad.

UBICACIÓN: en plena zona vieja, al lado del restaurante Mesón de Alberto. Muy próximo a la catedral.

Dirección: Rúa da Cruz, 8, 27001 Lugo
Teléfono: 982 24 19 56

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.